Anuncio
Anuncio

Programadores británicos aseguran que a través de un software creado para la traducción de escrituras antiguas, basadas en algoritmos y lenguajes bíblicos como el latín, el árabe, el griego antiguo y el alfabeto rúnico. "logró completar y traducir un pasaje antiguo que fue eliminado del antiguo testamento". 

Old translator; según medios del Reino Unido, es un"software" especialmente creado para descubrir mensajes ocultos, imposibles de resolver por el cerebro humano. Incluso seria uno de los traductores más avanzados a nivel internacional. 



Apenas hace algunos meses,  "Old translator" habría resulto algunos textos antiguos que según expertos e investigadores de todo el mundo... "pertenecen a libros perdidos de la Biblia y pasajes eliminados del antigua testamento"; en los que se asegura que Jesús "Cristo",  fue un ser humano, hijo de la evolución y no de la creación de un Dios todo poderoso.   

Los expertos aseguran que La Biblia tal y como la conocemos fue alterada y manipulada durante muchos años, pues muchos libros importantes no fueron incluidos en la Biblia por muchas razones. 

"Estos libros nunca han sido considerados como escritura por parte de la iglesia cristiana ya que estos nunca han tenido autoridad, no son considerados inspirados o escritos ni por los profetas, ni por los apóstoles, y tampoco tienen el poder de la palabra como los libros existentes de la Biblia". fueron palabras del jesuita Federico Lombardi ex vocero del Vaticano.  

Sin embargo, los expertos en la investigación bíblica aseguran que estos pasajes y libros perdidos podrían rescribir la historia de la humanidad y de la no existencia de un Dios. 


Estas declaraciones se suman a las palabras del científico "Stephen Hawking", quien en una entrevista para el diario digital "El Mundo", dejó clara su postura sobre la religión: 

“Antes de entender la ciencia, era lógico pensar que Dios creó el Universo. Sin embargo, ahora la ciencia nos entrega una explicación más convincente. No hay ningún Dios, soy ateo”, señala.

Además, afirmó en la entrevista que “la religión cree en los milagros, pero éstos no son compatibles con la ciencia”.



El físico inglés, que sufre una enfermedad neurodegenerativa desde los 21 años y se comunica con un sensor en sus mejillas, cuenta que su deseo es ser recordado por su contribución en el entendimiento del universo, la cosmología y los agujeros negros. 


Déjanos tu comentario:

Anuncio