Anuncio
Anuncio
Mientras se agravan las tensiones en la península coreana, Japón y Washington evalúa la eventual evacuación de sus ciudadanos que se encuentran en Corea del Sur.


Después de que Corea del Norte probara el pasado domingo una bomba de hidrógeno, las autoridades japonesas han empezado a prepararse para una posible evacuación de sus ciudadanos desde territorio surcoreano, según una fuente de la revista 'Nikkei Asian Review' relacionada con el Gobierno nipón.



Actualmente, unos 260.000 ciudadanos de Japón y Estados Unidos residen en Corea del Sur, mientras que alrededor de 30.000 se encuentran allí como turistas, estima el medio. En este sentido, el presidente japonés, Shinzo Abe, aseguró este lunes que "existe la posibilidad de nuevas provocaciones" por parte de Pionyang, por lo que su país y EE.UU. tienen que hacer "todo lo posible" para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Mientras el secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis, aseguró el mismo lunes que en el Pentágono "tenemos muchas opciones militares" respecto a Pionyang, la fuente de la revista asegura que "si EE.UU. decidiera realizar un ataque militar contra Corea del Norte, el Gobierno de Japón empezaría a dar pasos hacia una evacuación por sus propios medios sin importarle si los planes norteamericanos se hacen públicos".

Tokio y Seúl ya han acordado que Corea del Sur otorgaría a los japoneses acceso a más de 900 zonas seguras, entre las que figuran estaciones del metro, iglesias y supermercados, según la misma fuente.



En caso de cierre de los aeropuertos de Corea del Sur, la mejor opción para evacuar a los japoneses será por vía marítima a través de la ciudad surcoreana de Busan. En este sentido, las autoridades de Japón ya negocian con las tropas de EE.UU. que se encuentran en territorio surcoreano para cooperar con ellas en el traslado de sus ciudadanos desde Seúl a Busan. Asimismo, Tokio querría cooperar con Washington para prevenir la posible llegada a Japón de terroristas y "otros individuos peligrosos" disfrazados de japoneses que regresan a su país.

Déjanos tu comentario:

Anuncio