Anuncio
Anuncio
México volvió a temblar con fuerza por segunda vez en dos semanas. Un sismo de magnitud 7,1 sacudió este martes el centro del país. Al menos 79 personas han fallecido en diferentes zonas, según las primeras cifras oficiales, aunque se espera que la cifra aumente con el paso de las horas.

En Ciudad de México, donde al menos cuatro personas han fallecido, se han derrumbado al menos una treintena de edificios en distintos lugares de la ciudad. El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, ha declarado emergencia nacional. El sismo se produce el día en que se cumplen 32 años de la peor tragedia que ha vivido México, un terremoto que causó cerca de 10.000 muertos.



El sismo, con epicentro en los límites de Morelos y Puebla, ha retumbado enormemente, con mayor fuerza que el de hace dos semanas. A diferencia de entonces, las alarmas sísmicas no funcionaron en esta ocasión. Dos horas antes del sismo se había realizado un simulacro en la capital, una práctica habitual desde el terremoto de 1985.

Ha habido cortes en el servicio eléctrico y en el servicio de telefonía. Funcionarios de Protección civil advierten a la población de que hay fugas de gas. "¡No fumen! ¡Hay fugas de gas!", gritaban los socorristas mientras corrían por la calle.



Los edificios que se han derrumbado en Ciudad de México están localizados en distintas zonas, como en las colonias Condesa, Del Valle, Narvarte, Centro, Coyoacán y Xochimilco, entre otras. Las operaciones aéreas están suspendidas en el aeropuerto de la capital. 













Déjanos tu comentario:

Anuncio