Anuncio
Anuncio

El régimen liderado por Kim Jong-un anunció a traves de sus medios de comunicación "locales" que probó con éxito el lanzamiento de un misil balístico que transportaba una bomba de hidrógeno, que causó un temblor de 6,3 grados Richter.

Los ojos del mundo volvieron a ponerse sobre Corea del Norte. El régimen liderado por Kim Jong-un anunció que probó con éxito el lanzamiento de un misil balístico que transportaba una bomba de hidrógeno (Bomba H), lo que causó un temblor de 6,3 grados Richter y que fue percibido, incluso, en China.




Una bomba de este tipo podría alcanzar una destrucción muchísimo mayor que las bombas nucleares convencionales, pues utiliza un proceso de fisión-fusión-fisión que puede resultar en sistemas más pequeños pero con mayor poder. La liberación de la energía es mayor debido a la división de los atómos de plutonio o uranio que se utilizan.

De acuerdo a BBC, aunque no se le compara con la explosión más potente de la que se tiene registro, denominada Bomba del Zar, la cual fue lanzada en 1961 en la Unión Soviética y que correspondía a 50 mil kilotones, la explosión de este domingo sí fue cuatro veces mayor que la de Hiroshima, que fue de 15 kilotones. 

El Ministerio de Defensa surcoreano estimó que la potencia de este test fue de 50 kilotones, mientras que el cálculo de Japón fue de 70 kilotones. 


Para dimensionar su nivel de destrucción, hicimos el ejercicio de calcular el impacto de la Bomba H, de 70 kilotones, como aseguró Japón, si cayera en Santiago de Chile. 



Según el sitio Nukemap, si cayera en Plaza Baquedano, en Providencia, la superficie afectada sería hasta la calle General Bulnes, en Santiago Centro, por el oeste, y hasta Av. Manquehue Sur con Bilbao, en Las Condes, por el este. La bola de fuego tendría un tamaño de 0,59 kilómetros cuadrados y el cráter una profundidad de 0,03 kilómetros.  

El número de víctimas fatales estimado sería de 118.490, mientras que 272.350 resultarían lesionados. 



Déjanos tu comentario:

Anuncio