Anuncio
Anuncio

El 27 de enero del 2017, El presidente Enrique Peña Nieto sería el primer jefe de estado en visitar al recién electo Donald Trump. Pero una llamada telefónica previa a su visita canceló el encuentro entre Estados Unidos y México.

El diario Washington Post obtuvo una trascripción completa de la llamadas entre Donald Trump con los jefes de estado de México y Australia.




En la llamada, el diario estadounidense aseguró que Donald Trump amenazó a Peña Nieto de causarle un problema político, si no dejaba de decir en público: “México no pagará por el muro”.

“No puedes decir nada a la prensa”, advirtió Donald Trump a Peña Nieto. Al hablar sobre el muro se refirió como “El menor asunto importante, pero políticamente puede ser los más importante”.



Según el Washington Post, miembros del gabinete de la Casa Blanca redactaron y filtraron el manuscrito a la prensa; entre el gabinete, los documento son conocidos como “memorandum of conversation” (memorándum de conversaciones).



La llamada entre Donald Trump y Peña Nieto se prolongo más en comparación a la del primer ministro de Australia. Trump enlistó una serie de acuerdo para obligar a México la forma de pago del muro. “Sobre el muro, tu y yo tenemos un problema político. Mi gente clama ‘México pagará por el muro’ y tu gente probablemente dice algo similar, pero en un lenguaje diferente”, dijo Trump.

Según el Washington Post, Peña Nieto mantuvo en su posición firme, el cual dijo “Señor presidente, mi posición sigue y seguirá siendo firme al decir que México no pagará por el muro”, dijo Peña Nieto, “Esto es un asunto relacionado con la dignidad de México y sobre el orgullo nacional de mi país, pero estoy de acurdo con usted sobre dejar de hablar sobre el muro (en público)”.


En enero cuando se dio a conocer por la llamada entre los mandatarios, Donald Trump bromeó con enviarle sus tropas militares para enfrentar a los cárteles mexicanos, ya que México era “incapaz”  encargarse del asunto. La presidencia de México lanzó un comunicado, a principios de año, el cual su su administración y la de Estados Unidos dejarían de hablar en público sobre el muro.

Hoy en día, la Casa Blanca se enfrenta a la constante filtración de documentos oficiales a la prensa. Donald Trump despidió a su jefe de gabinete, Reince Priebus, por creer que era el responsable de las filtraciones.

Déjanos tu comentario: