Anuncio
Anuncio

Con protestas y enfrentamientos con la policía, pobladores de esta ciudad colonial recibieron al presidente Enrique Peña Nieto en el Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

Sin embargo, fueron pocos los medios de comunicación nacionales y noticieros, quienes informaron sobre la represión ocurrida durante la visita del mandatario mexicno, Enrique Peña Nieto, en la heroica ciudad de Chiapa de Corzo. 




Al menos unos 500 hombres y mujeres se movilizaron con pancartas y consignas en las principales calles del centro del este pueblo mágico para manifestar su rechazo a la visita del mandatario federal, quien llegó a la Unidad Deportiva en compañía del gobernador Manuel Velasco Coello.

"La heroica Chiapa de Corzo no recibe a traidores y consideramos que Peña Nieto es un traidor a la patria porque ha reformado las leyes en contra del pueblo mexicano, ha entregado sus recursos naturales, ha entregado el petróleo, la energía, y va a seguir entregando a nuestro pueblo", declaró Miguel Sánchez, uno de los líderes comunitarios. 

Desde antes de la llegada de Peña Nieto, los manifestantes sostuvieron varios choques con palos y piedras contra la policía, misma que respondió con gases lacrimógenos. La iglesia repicaba la campana para llamar a más pobladores.



Los inconformes con la visita del presidente de México se congregaron en el recién rehabilitado exconvento de Santo Domingo, un edificio arquitectónico del Siglo XVI que sirve de museo, sala para talleres artesanales, sala de exposiciones y conciertos.

Déjanos tu comentario:

Anuncio