Anuncio
Anuncio

La administración del hotel tuvo que llamar a las autoridades por su comportamiento "alterado". Sin embargo, en la corporación no existe reporte sobre el supuesto hecho. 

Al joven Luis Felipe Calderón Zavala, sus dos apellidos lo habrían librado de ser arrestado por la policía municipal de Playa Del Cármen, cuando fue acusado de realizar desmanes en un bar.


Por si aún no lo deduce, se trata del segundo de los tres hijos que el ex presidente de la república, Felipe Calderón tiene  con la ahora aspirante a la candidatura del Partido Acción Nacional (PAN) a la presidencia, Margarita Zavala.


Según las versiones publicadas en diarios locales, el  joven Luis Felipe disfrutó  de un día de fiesta en el popular balneario de Quintana Roo, el cual terminó en escándalo.

La administración del hotel Porto Real Resort, ubicado en la Avenida Constituyentes con Calle Primera Norte, debió solicitar el apoyo de la policía cuando su distinguido huésped empezó a alterar el orden.

Según reportaron los medios locales, los agentes de seguridad se trasladaron hasta el hotel donde, supuestamente, habrían encontrado a Luis Felipe Calderón Zavala, en un estado alterado.

Sin embargo, según versión de algunos testigos, al caer en cuenta de quién se trataba, solo recibió una reprimenda de los agentes de seguridad y lo invitaron a retirarse a su habitación para que descansara. La policía no dio más explicaciones de lo ocurrido.


En entrevista, autoridades de la policía local desmintieron que el hijo del ex presidente de México  hubiera sido aprendido o que que se le realizara algún tipo de examen toxicológico.

Según autoridades de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, en esta dependencia no se levantó reporte alguno sobre el supuesto incidente que involucra algún hijo de Calderón Hinojosa. 

Déjanos tu comentario:

Anuncio