Anuncio
Anuncio

De vez en cuando se sabe algo de este grupo: Sobre todo cuando a fuerza de un hostigamiento digital el colectivo logra poner "nocaut" al sitio web de alguna corporación. O, como en estos días, cuando circulan versiones sobre un ataque espectacular: al sitio web del ayuntamiento de Guadalajara. El resto del tiempo, Anonymous permanece en la sombra, y el común de las personas apenas sabe qué son.

Los Anonymous se autodefinen como hacktivistas (acrónimo de hacker y activista) y actúan en favor de determinadas causas y atacan otras. 


¿Qué iniciativas defienden?, ¿qué ideales tienen?

Parece claro que creen a rajatabla en el anonimato como recurso para su lucha, que quieren combatir la corrupción de gobiernos y empresas, y que la libertad en Internet es para ellos innegociable. 

Pero ser más específico en la descripción de su ideario es complejo, ya que el grupo se niega a identificarse con cualquier movimiento político, y lo hace con el mismo énfasis con que rechaza cualquier organización jerárquica. 



De hecho, Anonymous podría no tener adherentes estables. Según le explicó un joven que dice sentirse parte del movimiento, cualquier persona puede tomar parte en algunas acciones de Anonymous sin más y abstenerse de otras que no comparta.

Entre las batallas que han abrazado los Anonymous se cuentan una muy prolongada contra el grupo religioso de la Cienciología, que incluye acciones online y offline. También sus activistas se hicieron visibles en defensa del sitio WikiLeaks, hostigado por haber revelado un ingente volumen de documentación secreta del gobierno de los Estados Unidos. Y se asoció a Anonymous con un devastador ataque a la red de juegos online de Sony, que incluyó el acceso a información crítica de decenas de millones de usuarios.

En México, se conocieron ataques contra el gobierno del presidente Vicente Fox, Felipe Calderón, y actualmente encabezan un dura lucha contra el gobierno del mandatario Enrique Peña Nieto. 


El modo habitual en que estos hacktivistas golpean sitios es mediante lo que se conoce como ataques de denegación de servicio, que consisten básicamente en generar, mediante un soft especial, un inmenso número de conexiones simultáneas con el servidor blanco hasta hacerlo colapsar.

Los Anonymous se comunican sobre todo mediante una red de chat llamada IRC. Y su falta de estructuras organizativas hace que sea difícil estimar cuántos son. 


Fuentes relacionadas con la seguridad informática hablan de decenas de miles a nivel global. En México, se estiman unos 15.000 individuos. Aunque Internet hace que las fronteras físicas a veces no sean relevantes a la hora de actuar.

Déjanos tu comentario:

Anuncio